Teléfono de atención: 670 310 379

Vidrios de seguridad

Existen principalmente dos tipos de vidrios de seguridad, los destinados a la seguridad física y los destinados a la seguridad antirrobo:

Seguridad física

Entendemos por seguridad física, aquella que nos protege de los daños físicos que nos podría ocasionar el vidrio en caso de rotura, tales como cortes y contusiones, entre otros…
Para protegernos de estos daños existen los vidrios de seguridad templados, que mediante un proceso de calentamiento paulatino y un enfriado rápido, conseguimos una resistencia del vidrio equivalente a de 4 a 5 veces la resistencia de un vidrio normal. Por otra parte con este proceso conseguimos que en caso de rotura, el vidrio se fragmente en trozos diminutos e inofensivos.

En este tipo de vidrio de seguridad deberemos de tener claro siempre y antes del proceso de templado, si se requiere de algún tipo de canteado, corte o taladro, ya que de querer realizarse posterior al templado provocaríamos la rotura del vidrio.

Estaríamos hablando por tanto de vidrios de 8, 10 y 12 mm de grosor generalmente.

Seguridad antirobo

Podríamos hablar en este caso de la seguridad que nos protege ante impactos intencionados con objetos contundentes. Aquí hablaríamos de vidrios laminados de 4+4, 6+6, 8+8 mm u otras configuraciones como 4+4+4 mm.

Con este tipo de configuración de vidrio laminado, podríamos llegar hasta los vidrios antibala, y dentro de los vidrios antibala, hasta composiciones tales como 10+10+10+10+10+6+3 mm específicas para impactos extremos.


¿Necesitas más información o un presupuesto detallado sobre vidrios de seguridad en Barcelona provincia? Contáctanos o llama al 93 471 25 20.